Todos tenemos competencias que hemos ido cultivando con mimo y adquiriendo a lo largo de nuestra experiencia pero, en ocasiones, algunas de nuestras habilidades acumulan polvo si en nuestro trabajo no las valoran lo suficiente o no encontramos el proyecto idóneo para sacarlas a relucir.

Todas nuestras competencias son útiles y no hacen más que incrementar nuestra productividad y hacer más competitiva nuestra organización; solo necesitamos ver -o que nos hagan ver- cuáles son nuestros talentos ocultos.¿Quién le iba a decir a Daredevil o a She-Hulk que siendo abogados también podrían ser superhéores? ¡Y lo bien que encaja Jessica Jones en su puesto de trabajo como investigadora privada!

Entonces, ¿por qué no gestionar a nuestro equipo según sus competencias? Aquí apuntamos unos tips que nos ayudarán a mejorar nuestro rendimiento y a destacar como empleados & como equipo. Además, mejorando entre todos será la manera de lograr que nuestra empresa sea el lugar genial en el que nos gustaria trabajar. ¡Vamos a sacar nuestra capa de superhéroe de nuestro armario secreto!

Conexión entre departamentos. 

En las organizaciones que cuentan con departamentos muy diferenciados se tiende al aislamiento de los mismos, implementando cada uno sus fortalezas sin tener en cuenta a los otros. Pero cuando los Responsables trabajan para que entre departamentos haya más contacto, promoviendo una cultura unificada con una estrategia y objetivos comunes, los niveles de compromiso de los empleados de la compañía mejoraran notablemente. Según la encuesta de Gallup, mejoran en 26 puntos porcentuales en la base de datos globales a nivel organizacional.

Implicación. 

La mejor manera de fortalecer las habilidades de los empleados es que sus Supervisores las impulsen. Los jefes son los responsables del desarrollo de los trabajadores. Los empleados que disfrutan de la sensación de que sus superiores los apoyan y los guían, se comprometen realmente porque se genera reciprocidad.

Evaluación del desempeño. 

Los responsables deben llevar a cabo evaluaciones de desempeño que guíen a los empleados, mediante un proceso de feedback continuado, para el desarrollo de sus mejores competencias para que hagan uso de su talento. Además, a través de esta herramienta, tanto los superiores como los colegas, podrán ofrecer unos a otros reconocimiento y colaborar en el desarrollo de los puntos fuertes de cada miembro del equipo. Un enfoque transparente basado en las fortalezas para una mejor gestión del rendimiento es sencillo, decisivo y atractivo para todos. Uno de los resultados de las evaluaciones de desempeño basadas en competencias es que los empleados sienten que su jefe conoce y está dispuesto a potenciar su talento.

Las personas que utilizan sus mejores competencias todos los días son tres veces más propensos a tener una mejor calidad de vida y tienen seis veces más probabilidades de ser más partícipes en el trabajo. Elige tus mejores competencias, trabájalas y borda sus iniciales en tu supertraje de héroe de oficina. Y ¡a volar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *